La noche de San Juan

Posted on

Anoche se celebró la “noche de San Juan”. Esta celebración de origen pagano y extensiva a todo el planeta a lo largo de los tiempos, empezó para conmemorar la entrada del solsticio de verano, adorando al dios sol, utilizando el fuego como representación y purificación.

Zacarías, al desconfiar del mensaje del arcángel Gabriel sobre la concepción de su esposa de un hijo, estando estéril, éste quedó mudo hasta el nacimiento de Juan, el anunciador de la venida de Jesús. Zacarías hizo una hoguera y saltó por encima de ella dando gracias y cantando salmos. Este hecho, junto con la tradición pagana, lo absorbió la Iglesia Católica.

En la actualidad se ha quedado como un ritual mágico-folclórico a la vez que superficial ¡Suele pasar! No nos remontamos al origen, al leitmotiv del asunto y, con el paso del tiempo, se va diluyendo, como si de una relación de pareja fuese.

Creo que hay que tener viva la llama de los orígenes para, así no distorsionar en la medida de lo posible su realidad. Si en una relación se mantiene viva la llama que originó la misma, esa relación permanecerá siempre.

Anoche fue una fiesta de tirar cohetes, petardos, quemar cosas, tirar al mar mensajes (con lo saturada que está ya la pobre de plásticos y otras suciedades), velas hechas con petróleo, etc. ¿Para qué? Para convertir nuestros deseos en realidad; tener una esperanza sobre nuestro futuro incierto y, a través de actos mágicos, ver cumplidos nuestros sueños.

Creo que no hace falta viajar a este sitio o al otro para la celebración, que no hace falta quemar esto o lo otro para ver cumplidos nuestros sueños; aunque es más fácil que perdonar, compartir y amar.

No hace falta ningún ritual mágico para que se hagan realidad nuestras peticiones; pues, al igual que para ver una película 3D nos ponemos unas gafas especiales, para ver la magia nos tenemos que conectar con la Fuente. La Fuente es la que nos dice cuál es nuestro “intento-propósito” (como dice Castaneda) o nuestra “intención” (como dice Dyer) de vida. Es nuestro guión a seguir, fluyendo en él nuestro Ser se encuentra ligero, en paz, sabiendo que vivimos en la auténtica Realidad, desde el corazón.

Por eso os digo que NO HAY LLAMA MÁS PURIFICADORA QUE LA QUE SALE DEL CORAZÓN: EL AMOR.

 

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s