Wen-Tzu. Lao Tse. Capítulo 23

Posted on

Capítulo 23. Lao Tse dijo:

El gran Camino carece de argucias. Sin argucias, no hay posesividad. No ser posesivo significa no insistir en las cosas, no hacerlo significa ser sin forma. Lo que carece de forma es imperturbable. Ser imperturbable significa que no hay nada que decir. Cuando eso ocurre, existe la quietud, sin sonido ni forma.

Lo que no tiene sonido ni forma no puede ser visto ni oído. A esto se le llama sutil y espiritual. A apartar continuamente estar presente, se le llama la raíz del cielo y la tierra.

El Camino no tiene forma ni sonido, así los sabios lo han descrito deliberadamente como una unidad y lo han nombrado el Camino del universo.

Lo grande se basa en lo pequeño, lo mucho comienza con lo poco. Los gobernantes tienen en cuenta los bienes del cielo y de la tierra y los recursos de todos los seres.

El mérito y la virtud se consideran las cosas más grandes, el poder y la fama se consideran las más valiosas, la belleza de las cualidades gemelas igualan al cielo y la tierra, así, es imperativo mantener el gran Camino como la madre del mundo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s