El poder de la intención. Wayne W. Dyer

Posted on

Hoy os voy a escribir unas palabras del Dr. Wayne W. Dyer en una conferencia que dio para la televisión pública norteamericana sobre su libro “El poder de la intención”.

Fuimos al cine. Cuando volvía a casa había un hombre en la calle, en Boston. Era un “sin techo” y era obvio que padecía una discapacidad psíquica, tenía una tacita y pedía unas monedas. Lo que hago siempre envío una bendición silenciosa a estas personas, pasé de largo y pensé ¿vas a dar una conferencia sobre la abundancia? Así que regresé. Llevaba unos 4 dólares en monedas en el bolsillo y tuve que perseguirlo, pues había bajado por unas escaleras. Estaba sucio y no hablaba bien. Cogí las monedas y las eché en su tacita. Fue como si le hubiese dado a ese hombre un millón de dólares. Me seguía dándome las gracias con lágrimas en los ojos por un sencillo acto de bondad. No estoy diciendo que ustedes tengan que dar dinero a cada una de las personas que se lo pidan, pero ¿pueden darles una bendición silenciosa? ¿pueden darles una sonrisa en vez de utilizarlos como un motivo para sentirse mal? ¿Y saben qué? Tienen que hacer esto con todos los familiares, sobre todo con sus hijos y sus padres (con quienes “te rodean”). Hay que reflexionar, pues cada vez que nos asalta un sentimiento que no sea de bondad, lo que hacemos es abandonar la Fuente y adoptar la conciencia del ego.

Se ha realizado unos estudios fascinantes sobre la serotonina (un transmisor que se produce en el cuerpo, en el cerebro, cuanto más tenemos mejor nos sentimos), nos da una sensación de bienestar. Esta sensación es la que los antidepresivos están diseñados para estimular. Los fármacos que se han popularizado tanto están concebidos para estimular la producción de serotonina. Es muy difícil medir el nivel de serotonina se mide a partir de los metabolitos de la orina. Cada vez las mediciones son más precisas. Hay un estudio fascinante y muy reciente: toda persona que es objeto de un acto de bondad, ve incrementado su nivel de serotonina, además su sistema inmunitario se fortalece. Además toda persona que realiza un acto de bondad hacia otra persona, tus niveles de serotonina aumentan en ti en la misma medida que en el receptor y tu sistema inmunitario se fortalece. Pero hay algo más impresionante: el observador de un acto de bondad ve incrementado su nivel de serotonina y reforzado su sistema inmunitario, sólo por encontrarse en dentro del campo de energía de alguien que actúa con bondad.

Está claro que la caridad hay que practicarla desde el corazón, donde nos da la capacidad de discernir. Que hemos nacido para ayudar y ser felices. Que si queremos tener una buena relación, habla de lo bueno, saca lo bueno, para que tu cosecha sea buena. Si queremos tener un planeta más feliz, veamos la parte divina de toda la Creación. Todo está puesto en su sitio. TODO ESTÁ BIEN.

Os invito a ver el vídeo este vídeo inspirador, donde estoy seguro que os va a emocionar tanto o más que a mí. Nos va a sacar la parte divina que tenemos dentro, esa sensibilidad suprema que nace en el Amor.

El poder de la intención de Wayne W. Dyer

Doy las gracias a todos por existir y, por supuesto, a mi hermano Dyer quien, en la otra dimensión, me está observando, dirigiendo y amando. Gracias hermano, te amo.

Feliz día.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s