Wen-Tzu. Lao Tse. Capítulo 15

Posted on

Capítulo 15. Lao Tse dijo:

En antiguos tiempos, cuando el Emperador Amarillo gobernaba la tierra, conectaba el curso del sol y de la luna, gobernaba las energía del yin y del yang, regulaba las medidas de las cuatro estaciones, corregía los cálculos del calendario, definía los lugares de los hombres de de las mujeres, clarificaba arriba y abajo, impedía que los fuerte dominasen a los débiles, y velaban para que la mayoría no perjudicase a las minorías.

Las personas vivían sus vidas y no morían prematuramente, las cosechas maduraban a su tiempo y no se perdía. Los funcionarios del reino eran honrados sin desviación, los gobernantes y los gobernados eran armoniosos y no tenía resentimientos. Las leyes y las órdenes eran claras y no oscuras, los que ayudaban eran justos y no obsequiosos. Quienes cultivaban los campos concedían límites, los bienes perdidos no eran robados en las carreteras, los comerciantes no cobraban de más.

Por ello, en aquellos tiempos el sol, la luna, las estrellas y los planetas no se desviaban de sus cursos, el viento y la lluvia llegaban a tiempo, y las cosechas de cereales eran abundantes. Los fénix volaban sobre los jardines, los unicornios vagaban por el campo.

Cuando Fu Hsi gobernaba el país, dormía sobre una almohada de piedra y una cama de cuerdas, hacía la matanza en otoño y era frugal durante el invierno. Sostenía la tierra cuadrada y aceptaba el cielo redondo. Cuando el yin y el yang se estancaron, los abrió y los puso en orden; cuando las energías adversas que atacaban a los seres y dañaban al pueblo crecía, las detuvo.

Su pueblo era inocente y no distinguía el este del oeste; su mirada no tenía expresión y sus movimientos eran lentos. De manera inconsciente se satisfacía a sí mismo sin saber de dónde provenía su satisfacción. Vagaba de un lado a otro sin fundamento, se alimentaba sin saber adónde ir. En aquellos tiempos, los animales salvajes, los insectos y los reptiles conservaban sus garras y colmillos, arrojaban y mantenían su veneno. Estos logros aportaron orden al cielo y a la tierra.

Después, cuando llegó el Emperador Amarillo unificó a los descendientes del gran antepasado pero no mostró sus logros ni ensalzó su nombre. Ocultó el sendero de las verdaderas personas para seguir la necesidad del cielo y de la tierra ¿Qué significa esto? Las virtudes del Camino eran comunicadas arriba; así el conocimiento se desvaneció.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s