Descanso en Dios

Posted on

Hoy, después de mucho tiempo sin leer el libro “Un curso de milagros”, he decidido retomarlo de nuevo y comparto con vosotros unos puntos del capítulo 27, así como la lección 109 de la que hace referencia el título del post.

C27, 4.3.-Tu sufrimiento y tus enfermedades no reflejan otra cosa que la culpabilidad de tu hermano, y son los testigos que le presentas no sea que se olvide del daño que te ocasionó, del que juras jamás escapará.

6.-Sé un testigo de su inocencia y no de su culpabilidad. Tu curación es su consuelo y su salud porque demuestra que las ilusiones no son reales.

6.10-11.-Preocuparte por tu cuerpo demuestra cuan frágil y vulnerable es tu vida; cuán fácilmente puede quedar destruido lo que amas. La depresión habla de muerte, y la vanidad, de tener un gran interés por lo que no es nada.

Lección 109.- “Descanso en Dios”.2.4.- Este pensamiento tiene el poder de despertar la verdad durmiente en ti que posees la visión que ve más allá de las apariencias hasta esa misma verdad en todo el mundo y en todo lo que existe.

3.2.-Completamente impávido, este pensamiento te sacará adelante a través de tormentas y luchas, más allá del infortunio y del dolor, de la pérdida y de la muerte, y te llevará a la certeza de Dios. No hay sufrimiento que no pueda sanar.

4.5-6.-Exhortas a todos tus hermanos a que se unan a ti en tu descanso, y ellos te oirán y vendrán a ti porque descansas en Dios. No oirán ninguna otra voz excepto la tuya porque tú le entregaste tu voz a Dios, y ahora descansas en Él y dejas que Él hable a través de ti.

6.-En los descansos que hoy tomas cada hora, una mente fatigada de repente se alegrará, un pájaro con las alas rotas romperá a cantar y un arroyo por largo tiempo seco manará de nuevo.

7.-Cada vez que hoy descansas cinco minutos el mundo se acerca más a su despertar.

9.3-6.-Descansamos juntos aquí, pues así es como nuestro descanso es total, y lo que hoy damos ya lo hemos recibido. El tiempo no es el guardián de lo que damos hoy. Damos a los que aún no han nacido y a los que ya partieron, a todo Pensamiento de Dios , y a la Mente en la que estos Pensamientos nacieron y donde descansan. Y les recordamos su lugar de descanso cada vez que nos decimos a nosotros mismos: “Descanso en Dios”.

Si sentís, os invito a divulgar este mensaje. Estoy seguro que nuestra energía amorosa que nace en el “Descanso en Dios” y, por ende, nuestro Abandono en la Providencia, como menciona el hermano Mateo en el capítulo 6 del Nuevo Testamento, hace que todo nuestro universo tenga un poco más de Paz.

Gracias. Mis bendiciones y las bendiciones de nuestro Padre para todos. Gracias. Feliz día.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s