Somos canales de energía

Posted on

Somos canales de energía, pero no la fuente. Sí estamos conectados a ella, pero no todos lo percibimos.Recientemente estuve disfrutando de un día bucólico rodeado personas estupendas, de árboles y plantas. Un hermoso lugar donde conectar con la Madre Tierra.

Hubo sesiones de yoga para niños, música, comida compartida y movimientos de energía.

Este post lo dirijo a todas las personas que dedican un tiempo de su vida a las terapias alternativas y “complementos”, entre las que me incluyo.

Una cosa o situación puede esta bien o menos bien, pero: TODO ESTÁ BIEN.

Digo esto porque hubo un par de cosas de las que estuvieron menos bien que fui testigo y de las cuales podemos hacer escuela:

  1. Oí, a la caída de la tarde, una persona que dijo “… cuando te curé … la semana pasada”. Esta frase es un error que parte del nacimiento del ego. No curamos a nadie. Cuando tengas delante a una persona que diga “he curado”, sea médico naturista, medicina química, terapeuta, etc.; esa persona está contaminada por el ego en ese momento. Su vibración es baja y se cree Dios único. Somos, como he dicho al principio, canales de energía, pero no la Fuente. Tampoco vamos a caer en la falsa modestia de decir que no hemos hecho nada, pues también entraríamos en baja vibración, pues sí hemos hecho. Hemos sido mediadores y copartícipes de esa situación, pero insisto “copartícipes” no únicos.
  2. Me invitaron canalizar energía a una chica, junto con otros compañeros. Me puse en el hueco que tuve y me centré en ello. Pedí para que sanara y se encontrara en paz. Mi sorpresa fue mayúscula, de hecho me asusté, porque me encontraba centrado y con los ojos cerrados, cuando de repente una persona me quitó, me dijo que pusiera las manos en un chakra determinado y se puso como a “barrer” de energía las piernas de la persona tratada. Parecía eso más bien un acto de chamanismo, sin ánimo de restar importancia a ello, que una sesión silenciosa y tranquila de energía. Lo menos bueno de esto es el afán de espectáculo y protagonismo en el que cae el ser humano. Lógicamente el Universo se equilibra y sé que este acto también. Pues la humildad es el eje principal de vida junto con el amor. Podemos ser “maestros” de lo que sea, pero si tu humildad brilla por su ausencia, tu canal energético estará sucio y la energía pura pasará por él, llegando a quien trata, con la suciedad correspondiente que esté adherida al canal.

Lo bueno del día:

  1. La persona que dio el yoga para niños es, bajo mi punto de vista, una persona humilde, que ama su trabajo-misión en la vida, y por ende conecta con esos seres de luz con naturaleza humana que se llaman niños.
  2. Hubo un ágape muy compartido.
  3. El co-organizador es un hermano maravilloso, entusiasta, que hizo posible un evento fluido y que hace apología de la frase-mantra mágica: TODO ESTÁ BIEN.

Para terminar, decir que, todos tenemos los ingredientes básicos para ser felices, amar, personar, sanar, pero ¿tenemos la humildad y fe suficientes para ello?

Feliz día hermanos. Bendiciones del Padre.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s