Vivir en sociedad

Posted on

Siguiendo con mensajes del libro “Fluir” de Mihaly Csiksrentmihaly, respecto a la sociedad nos explica con mucha sencillez cómo vive la mayoría de los seres humanos de este planeta Tierra. Dice lo siguiente:

La esencia de la socialización es hacer depender a las personas de los controles sociales, hacerles responder de forma predecible a las recompensas y a los castigos. Y la forma más efectiva de socialización se consigue cuando las personas se identifican tan profundamente con el orden social que no pueden imaginarse a sí mismos rompiendo algunas de sus reglas.

En una sociedad compleja, muchos grupos poderosos se ocupan de la socialización, y a veces con objetivos aparentemente contradictorios. Por un lado , las instituciones oficiales como las escuelas, iglesias y bancos intentan convertirnos en ciudadanos responsables que desean trabajar duro y ahorrar. Por otro lado estamos siendo tentados constantemente por los comercios, fabricantes y publicistas para que nos gastemos nuestras ganancias en productos que van a darles la mayoría de beneficios a ellos. Y finalmente, el sistema subterráneo de los placeres prohibidos regido por jugadores, proxenetas y traficantes de drogas que es lo opuesto dialécticamente a las instituciones oficiales, nos prometen sus propias recompensas de placer fácil (en el caso de que podamos pagarlo). Los mensajes son muy diferentes pero el resultado es esencialmente el mismo: hacernos dependientes de un sistema social que explota nuestras energías para sus propios propósitos.

La solución es liberarse de forma gradual de las recompensas de la sociedad y aprender cómo sustituirlas por recompensas que estén bajo el poder propio de uno.

Creo que queda clara la postura que podemos tomar respecto a un camino hacia la libertad y paz interior: apartarnos en la medida de lo posible de la esclavitud social, de la sociedad. Hay un añadido a este texto por mi parte y es que, aunque haya apartado en tres grupos los controles de la sociedad, realmente están centrados en uno con tres brazos. Como dijo el Señor “El que tenga oídos que oiga”.

Namasté

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s