El Evangelio según Tomás

Posted on Actualizado enn

En el libro “Los Evangelios Apócrifos” de Pierre Crépon, en la parte de los gnósticos, está el Evangelio de Tomás, “El evangelio según Tomás constituye el florón de toda la literatura proveniente de Nag-Hammadi y, ante el anuncio de su descubrimiento, la prensa llegó a hablar incluso de un quinto Evangelio. Este texto reagrupa ciento catorce logion, o palabras de Jesús, de las que conocían algunos fragmentos en lengua griega, encontrados sobre los papiros de Oxyrhynchos, a principios del siglo XX”, narra el prólogo del Evangelio.

Logion 3. Jesús ha dicho: “Si aquellos que os guían os dicen: “Ved, el Reino está en el cielo”, entonces los pájaros del cielo os aventajarán; si os dicen que está en el mar, entonces los peces os aventajarán. Pero el Reino está en vuestro interior y fuera de vosotros. Cuando os conozcáis, entonces seréis conocidos y sabréis que sois los hijos del Padre que está vivo. Pero, si no os conocéis, entonces estaréis en la pobreza, y sois la pobreza”.

Queda claro con estas palabras que cita Tomás en el Evangelio que Dios está en todas partes y, por ende, su Reino también. Que viajando hacia nuestro interior podemos recrearnos más en Él, al mismo tiempo que nos “conocemos” y vemos de qué materia o, más bien, de qué energía estamos hechos.

Respecto a la pobreza, está claro que se refiere al Espíritu. Cuantos “muertos vivientes” deambulan por las calles, algunos con buenos coches, otros con buenas mansiones, otros barriendo las calles; pues la pobreza puede estar en cualquier peldaño de nuestra sociedad aunque está claro que cuanto más tienes, cuanto más atesoras, más probabilidades tienes de aferrarte a lo material, con lo cual más pobre eres espiritualmente.

No hace falta cambiar de dimensión (morir) para estar en el Reino de Dios. Podemos disfrutar ya de Él, compartirlo con el resto de su creación. Cuando vivamos el Reino de Dios, sentiremos un amor especial por nuestros hermanos, incluidos los animales, de los que prescindiremos para comer. Respetaremos la naturaleza y ésta nos dará de comer de manera saludable, como ella sabe. Viviremos la auténtica abundancia de Dios, pues fluiremos con Él en el curso de la vida, en su río de Agua Viva.

Os dejo con una canción muy bonita de Sarah Brightman, “El jardín secreto”. Os elevará el espíritu.

http://www.youtube.com/watch?v=cW5o95SaD3A

Dios os bendice. Gracias.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s