¿Atraes lo que quieres?

Posted on Actualizado enn

Estoy leyendo el libro “El arte de no amargarse la vida” de Rafael Santandreu, editorial Paidós Divulgación. Psicólogo que hizo sus apariciones en la 2. Conocí de este señor a través de Manoli y he visto sus apariciones en TVE. Habla sobre el entrenamiento cognitivo, “un método práctico, claro y científicamente demostrado, para caminar hacia el cambio psicológico. Nuestro destino es convertirnos en personas más fuertes y felices” (narra al dorso del libro).Hay que decir, por cierto, que en la actualidad se ha extendido mucho la superstición opuesta asociada: “Si deseo mucho algo, lo conseguiré”. Esta idea también es falsa y nociva. Incluso existe un libro que ocupa, año tras año, las listas de los más vendidos llamado El Secreto que sostiene esta idea irracional. Esta creencia no sólo es falsa sino que produce un trastorno psicológico llamado obsesión” página 63.

“Yo les recomiendo a los pacientes que utilicen todo el poder de su imaginación para ver posible el hecho de ser feliz siendo indigente. Les aconsejo que se centren en uno de los ocho ámbitos de acción en el que más fácilmente se vean realizados como personas. Muchas veces me dicen que, aun siendo pobres de solemnidad, se encontrarían muy bien ayudando a una ONG a salvar vidas de niños africanos. Entonces les aconsejo que se centren en ello, que se vean llevando a cabo esa tarea, que se imaginen disfrutando con ello” página 84.

Es cierto que más adelante sigue diciendo que es para liberarse el paciente de una “necesititis”, pero no es menos cierto que está trabajando un deseo junto con la imaginación, para sentir felicidad.

Está claro que el hermano Rafael ha sido víctima en su propio libro de una contrariedad de pensamiento. Con respecto al libro “El Secreto”, del que he hablado en alguna ocasión, decir lo siguiente:

  1. No es la panacea de la felicidad, pero ayuda.
  2. En mi vida hizo una antes y un después, ya que a través de él, descubrí otros autores y seguí el camino del entrenamiento cognitivo.
  3. Para dosis negativas ya tenemos los periódicos y televisión. Si un libro te infunde un halo de esperanza positiva en tu vida, alegrémonos por ello.

Al hilo del título del libro y, en cuanto a entrenamiento cognitivo se refiere, aunque no sea un docto en la materia, sí observo. Es conveniente saber lo que vamos a decir. Cuanto más palabras positivas digamos, nuestra mente estará más positiva: “Por la boca muere el pez”, yo digo “Por la boca vive el pez”. En el título dice “El arte de no amargarse la vida”, creo que podía haber sustituido el “no” y el “amargarse”, por “ser”  y “feliz” en la vida.

Una anécdota que me pasó hace poco más de cinco años: -Tuve contratada una chica de nacionalidad colombiana en mi inmobiliaria, aunque otras personas de origen español y argentino. El gerente de la asociación a la que pertenecía por aquellos entonces, me presentó a un hermano colombiano para ver de qué manera podía internacionalizarme con Colombia. Entre ambas personas y mi amor por la Sudamérica hizo que profundizara en Colombia. Me gusta Colombia (aunque me agujerearan las maletas cuando fui, forma parte del país en desarrollo). Muchísimas veces conecté mi ordenador con una webcam que estaba en Bogotá, en la carrera 100 esquina con otra que no recuerdo. Mi imaginación se iba allí. Deseaba ir, aunque no disponía del dinero para ello. Pues bien, para abreviar, en un par de años y por causalidades de la vida hubo un cambio de última hora en coger hotel por mi compañero que organizó el viaje y lo pagó con junto con otros dos.  Cuando llegamos le dije al hermano colombiano que nos esperaba allí “oye ¿Te acuerdas cuando estuviste en mi tierra que te comenté lo de la webcam? ¿Dónde está?”, “pues a un par de cuadras (manzanas) de aquí”, contestó. Lo que yo visualicé, lo viví a unos miles de kilómetros. Deseé casa en la huerta con terreno y la tuve, así con otras cosas. Si bien de manera inconsciente, aplicaba el contenido del “El Secreto”.

Es cierto lo que dice Santandreu de no obsesionarse, pero no deja de ser menos cierto que lo que sientes y visualizas lo puedes atraer. Ahora bien, vuelvo a lo que me dijo San Pancracio “Da gracias por lo que tienes. Pide por lo que no tienes, y deja que el libre albedrío de Dios se haga en ti”. Seamos agradecidos, pidamos y abandonémonos a la Providencia, mientras tanto sigamos respirando.

Feliz día hermanos. Dios os bendice.

http://www.youtube.com/watch?v=6u4zMNHJWAI

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s