Reciclar y vivir

Posted on Actualizado enn

Acabo de hablar con mi hermano César. Ha sido una gran noticia su actitud actual sobre su vida. Me alegro mucho porque su avance es mi avance. Todos somos uno. Todos estamos conectados. Ha tenido que ayudar a su mujer para una inauguración de oficina y, después de comentármelo me pregunta qué tal voy. Su avance es porque está perdonando a muchas personas que tenía en su corazón con deudas, unas económicas y otras emocionales. Su ser es cada vez más liviano. Le he dicho que las deudas no existen. Nadie te debe nada pues nada te pertenece, sólo tu espíritu, el resto es una mentira, una parafernalia de la sociedad que vivimos.

Yo le comento respecto a mi situación, que tuve una reunión con unos hermanos para ver un tema inmobiliario y lo he dejado estar. Me da igual que salga como que no. No es chulería, es dejar ir, fluir con la vida. Si alguna vez fuese millonario porque para mi evolución y compartir está en mi Camino y es de Dios, no pienso comprar coches nuevos, sino de segunda mano. No quiero que se fabriquen más coches y más casas, pues hay de sobra de momento. No hace falta seguir contaminando y consumiendo. Puede aparecer una pregunta ¿Y qué hacemos con todas estas personas? Hago yo otra ¿Reciclamos a un narcotraficante, a un carnicero, a un viticultor, a la compañía Coca Cola, a los fabricantes de azúcar blanco; o seguimos con más de lo mismo? Está claro que no pasa nada. Me ha venido el ejemplo de los militares. Gastan papeles, armas, bombas, y no estamos en guerra, pero sí tienen un sueldo. Pues bien, quitemos el ejército, los políticos y demás burocracias, veremos cómo hay dinero de sobra para todos. Todo es energía y mientras exista la forma primitiva de compartirla con dinero, seguiremos; hasta que avancemos y hagamos trueques con amor, pues nadie va a aprovecharse de nadie pues todos seremos conscientes del equilibrio energético.imagen de trueque

¿Utopía? Hoy sí, pero conociendo al ser humano y sabiendo de la naturaleza que estamos hechos, de dónde venimos, será una realidad.

Gracias hermano César. Hoy es una buena noticia. Gracias hermanos por compartir vuestra existencia conmigo. Gracias Padre por haberme dado una nueva oportunidad hoy para crecer en el amor.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s